¿El placebo funciona mejor que los antipsicóticos?

El estudio publicado recientemente Exploratory Analyses of Efficacy Data From Schizophrenia Trials in Support of New Drug Applications Submitted to the US Food and Drug Administration (J Clin Psychiatry 2012;73(6):856–864 10.4088/JCP.11r07539) refleja la investigación llevada a cabo por la FDA sobre los 32 estudios clínicos presentados para la aprobación de antipsicóticos entre 1991 y 2008. Las conclusiones son sorprendentes: los estudios hechos más recientemente en Norte América mostraron menores efectos del tratamiento que los estudios anteriores a 1990.

En concreto,  se ha pasado de 10,8 unidades PANSS (Positive and Negative Syndrome Scale) para el primer periodo (1991–1998) a −6,0 PANSS para el periodo estudiado en esta publicación (1999–2008). Un cambio verdaderamente significativo.

Una lectura rápida podría hacernos suponer, erróneamente, que los nuevos fármacos son menos efectivos que los antiguos, pero la realidad muestra que esta diferencia estadística se está produciendo porque año tras año los pacientes tratados con placebo tienen una mejor respuesta.

¿Cómo es posible que los pacientes tratados con placebo mejoren? ¿Por qué esta tendencia a mejorar sin estar bajo los efectos de un verdadero fármaco está creciendo estudio tras estudio? Y lo que es más llamativo ¿Por qué esto pasa en mayor medida en los estudios realizados en Norte América? La respuesta sigue siendo un misterio.

Los autores del estudio, señalan una diferencia entre los estudios llevados a cabo en Norte América y los multinacionales, al igual que en el incremento de masa corporal como efecto secundario durante los ensayos, y consideran que se debe prestar más atención al diseño y conducción de estos estudios clínicos.

En cualquier caso, este tipo de resultados, ponen de relevancia la necesidad de desarrollar tratamientos totalmente novedosos, que vayan más haya del control de la sintomatología florida y supongan una verdadera transformación del control de la enfermedad. Solo con una nueva generación de antipsicóticos se conseguirán verdaderos avances significativos en el tratamiento farmacológico de la Esquizofrenia.

Be Sociable, Share!